Implantes Cigomáticos

branemark_zygoma_2

La técnica del implante cigomático se emplea en los casos en que debido a la atrofia o ausencia del hueso maxilar, no es posible o aconsejable la utilización de implantes dentales tradicionales.

Los implantes cigomáticos son similares a los tradicionales pero con una longitud superior y se insertan en el hueso cigomático o malar (pómulos). Esta técnica tiene numerosas ventajas en estos casos complicados, ya que se evitan largos procesos quirúrgicos y de regeneración ósea.

Es una técnica muy documentada y reconocida por la comunidad científica internacional. Permite al paciente disfrutar de dientes fijos inmediatamente después de la cirugía (24-48 horas)

La intervención de colocación de implantes cigomáticos se realiza con sedación consciente, por lo que no requiere ingreso hospitalario y su duración es reducida; el paciente ese mismo día podrá tener una prótesis provisional con la que podrá masticar, y en un tiempo prudencial, de 3 a 6 meses, se le podrá colocar la prótesis definitiva.