Hipercolesterolemia

foto2

La hipercolesterolemia consiste en la presencia de niveles de colesterol elevados en la sangre y es considerada como uno de los principales factores de riesgo cardiovascular. Entre las causas más comunes de hipercolesterolemia destacan la predisposición genética, los malos hábitos alimentarios, la obesidad, la diabetes, el tabaco o el sedentarismo. El tratamiento de la hipercolesterolemia implica un cambio en el estilo de vida, por una parte se recomienda practicar ejercicio físico con regularidad y seguir una dieta saludable que nos permita alcanzar y mantener un peso óptimo. El tratamiento dietético debe ser personalizado ya que además tenemos que tener en cuenta otros factores de riesgo así como posibles patologías asociadas (hipertensión, diabetes, etc.).